Por qué no pedir a un amigo o familiar que nos haga la web

Muchas veces escuchamos eso de que tenemos un amigo que se dedica a hacer webs o nuestro primo está empezando en esto del diseño, etc. Pedirle a un amigo o familiar que nos haga la web es un grave error.

Se dice que lo barato sale caro y en el caso de la web de tu empresa mas todavia ¿Te lo vas a jugar? Cuando una persona comienza en el mundo del diseño web son muchas las cuestiones que se va a encontrar que serán obstáculos que se presentan de un momento a otro y que se deben superar para lograr que la imagen de la web que queremos crear sea lo más profesional posible.

Es muy fácil decir que vamos a hacer una web gratuita por ejemplo con WordPress.com o Blogger, pero ¿Qué pasa cuando quieres utilizar un CMS como WordPress.org? Es verdad que hoy en día existen muchas plantillas que te hacen mucho más fácil manejar el contenido y el diseño, pero ¿Y si quieres personalizarla y tocar algo propio del código del diseño? ¿Cómo lo harás?

Un amigo o familiar podría realizarte una página web sencilla, pero seguramente se encontrará con distintos inconvenientes al momento en que le pidas algo específico a realizar. Otra cosa es que se trate de un profesional del diseño web, pero aún así pueden surgirte algunos inconvenientes…

Cuando le pides a alguien que te haga tu web como un favor o de forma gratuita, el tiempo que va a tardar en realizarla puede llegar a ser más del doble de tiempo del que tardaría un profesional que contrates específicamente para ello. Si puedes esperar, no habría problema, pero si quieres tener tu web lo antes posible, te recomendamos que no se lo pidas a un familiar o a un amigo.

Y si decides hacerlo, ten en cuenta estas circunstancias y el hecho de que pagarle puede ser una solución para que se tome tu web con la misma importancia que se tomaría la web de otro cliente.

Si quieres profesionales que te ayuden en el diseño y creación de tu página, no dudes en contactarnos.